Artículos de interés

Cirugía estética y adolescentes, ¿un fenómeno de moda?

 

Aunque hasta el momento no es lo más habitual, la demanda de operaciones de cirugía en adolescentes se ha multiplicado. Atención, a esa edad las operaciones deben hacerse tras reflexionarlo detenidamente. Descubre la opinión de los profesionales.

¿Una nariz o unos pechos nuevos para conseguir una nueva vida?

Para un adolescente que no esté a gusto consigo mismo, sometido a lo que dicta la moda, recurrir a la cirugía estética puede parecerle un remedio milagroso para su malestar.

Aunque no podamos hablar de un boom, "las solicitudes de operaciones de cirugía están en constante aumento entre los adolescentes. Ya no hay complejos para recurrir a este tipo de soluciones. Cada vez es más natural", comenta el DrNacasch, cirujano plástico. Pero la democratización de la cirugía estética no debe pasar por alto el caso particular de los adolescentes. Para Xavier Deau, vicepresidente del Colegio de Médicos en Francia, "un adolescente no ha madurado por completo, por tanto, tenemos que ser extremadamente prudentes al respecto y mostrarnos muy pacientes."

Según el doctor Antonio Porcuna, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), en declaraciones a Europa Press "los adolescentes no se deben operar bajo ningún concepto (…) el organismo de los adolescentes está en crecimiento, es un cuerpo que está en desarrollo y todo lo que podamos tocar desde el punto de vista estético podemos estropearlo".

¿Problema físico o problema de identidad?

La prudencia y un periodo de reflexión lo suficientemente amplio son las palabras clave para identificar las motivaciones reales de un adolescente. Según los doctores Nacasch y Deau, existen dos tipos de perfiles principales:

Para problemas estéticos de nacimiento (un paciente con las orejas separadas, el labio leporino, la nariz deformada, o niñas con ptosis), la demanda parece  justificada. En ese caso, los médicos contemplan un periodo de reflexión más corto y, generalmente, en algunos lo cubre sanidad pública. Por otro lado, este tipo de cirugía reparadora se practica desde hace años y, en ocasiones, en niños muy jóvenes (entre 7 y 8 años en niños con las orejas separadas);

Si el deseo de operarse está relacionado con una cuestión de identidad, tanto el entorno como el equipo médico tendrán que estar muy atentos. Porque, tal y como lo explica Xavier Deau, “aunque la cirugía estética en adolescentes no está desaconsejada, no se trata de un acto anodino. Por este motivo, los médicos ponen sus pegas cuando se cuestiona la posibilidad de cambiar de apariencia a un adolescente”. 

Porque a una edad en la que el cuerpo todavía no se ha formado completamente, en la que la personalidad todavía no se ha terminado de desarrollar y en la que un joven es presa de las dudas y del miedo a ser cuestionado, cualquier cambio físico puede tener un impacto en su psicología. "Existe el riego, poco frecuente pero existe, de desarrollar una doble personalidad", advierte Xavier Deau. De ahí la necesidad de asumirlo psicológicamente "antes y después de la operación". Para asumirlo se necesita un periodo de reflexión que puede durar varios meses, incluso años. La pertinencia de la demanda y la posibilidad de aceptación de un cambio físico se evalúa mediante distintas entrevistas con psicólogos y psiquiatras. "El periodo de reflexión permite al adolescente adaptarse al acto y al nuevo morfotipo que tendrá tras la operación", continúa Xavier Deau. "Tenemos que asegurarnos de que el adolescente podrá soportar las cicatrices, el post-operatorio y que su demanda sea razonable porque, si no, la operación será un fracaso total" en el plano psicológico, continúa Dr Nacash.

Aunque "algunos adolescentes nos consultan por primera vez con 14-15 años, no les operamos hasta más tarde, cuando cumplan los 17-18 años y el cuerpo haya madurado", explica el Dr Nacasch. "De todas maneras, tampoco podemos ponerle una prótesis a una joven que no esté formada. Debemos esperar hasta que termine de crecer", añade el doctor Alfandari. Pero tal y como precisa el Dr Bruno Alfandari, presiente del Sindicato nacional de cirugía plástica, reconstructiva y estética de Francia: "Cuando se trata de mejorar la autoestima con prótesis mamarios en las jóvenes, apenas existen riesgos físicos".

Cirugía estética: lo que los adolescentes quieren

¿Pero quiénes son estos adolescentes que quieren recurrir a la cirugía estética? Aunque es difícil establecer un perfil, los médicos admiten que, en general, se trata de chicas adolescentes. El Dr Nacasch recibe en su consulta a jóvenes que quieren corregir « su nariz, orejas separadas, pechos demasiado grandes, tuberosos o demasiado pequeños ».  Por otro lado, el vicepresidente del Colegio de Médicos de Francia advierte contra "los temas de moda. Tenemos en mente a todas esas jóvenes asiáticas que quieren ampliarse los ojos, o la creciente demanda de jóvenes que quieren reducirse los labios menores de la vagina, que es un gran error ».

El presiente del Sindicato nacional de cirugía estética en Francia informa sobre la tendencia en EE.UU: "Allí las jóvenes se suelen poner implantes de mama. Prácticamente se ha convertido en el regalo de cumpleaños de las niñas de 16 años. Y no nos engañemos, lo que allí sucede terminará ocurriendo aquí… ».

¿Podemos definir la cirugía en adolescente como un fenómeno de moda? No para el  Dr Alfandari: "No tenemos derecho a no escuchar las demandas de un adolescente. Tenemos que analizarlo de manera individual y no culpabilizarnos o moralizar diciendo que se trata de un simple fenómeno de moda, de algo pasajero ». Porque esta voluntad de querer modificar una parte del cuerpo se puede traducir como un malestar real y este tipo de operaciones “pueden ayudar a eliminar sus dudas” y continúa diciendo que en Francia "tal vez seamos demasiado precavidos ya que, al final, nos damos cuenta de que operamos muy poco.”

El papel de los padres frente a la cirugía estética en los adolescentes

Ante tal voluntad son los padres, ante todo, los que deben estar atentos. Deben identificar los motivos de esta demanda y no dudar en multiplicar las opiniones médicas. "Podrán recurrir a un equipo de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética (CPRE) con experiencia que analizará el tema de manera global y pluridisciplinar con psicólogos, psiquiatras, pediatras y cirujanos plásticos”, aconseja Xavier Deau. Y como atempera el Dr Nacasch: "Si la problemática de los adolescentes referente a su cuerpo y la cirugía estética aumenta, nos daremos cuenta de que no se saltan todos los pasos. Además, el porcentaje de jóvenes pacientes disminuye a lo largo del proceso de reflexión".

"Las jóvenes se informan cada vez más, suelo recibir preguntas vía internet de adolescentes con dudas, pero no tienen por qué pasar al acto”, continúa el Dr Alfandari.

En resumen, los padres se pueden tranquilizar, que los adolescentes no podrán pasar por el quirófano sin su autorización (ni, evidentemente, sin su ayuda económica). Y tal y como remarca el Dr Nacasch, "es mejor que todo el entorno se adhiera al proyecto del joven. Este acto debe ser un proyecto familiar”.  

Antes, los jóvenes querían hacerse un tatuaje o un piercing y, hoy en día, se decantan más por la cirugía estética. Pero el proceso de reflexión es lo suficientemente largo  y vigilado como para desanimar a aquellos que no tengan un sufrimiento físico real. 

Jessica Xavier

 

» Fuente: Europa Press. Entrevista telefónica a Xavier Deau, vicepresidente de Colegio de Médicos en Francia ; Dr Gérard Nacasch, cirujano plástico; Dr Bruno Alfandari, presidente del Sindicato nacional de cirugía plástica, reconstructiva y estética.



Estamos en Facebook !


Consultorios: Av. Pueyrredón 1770, 2 "C" - C1119ACN
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.
» Ver mapa
Central de Turnos:
Horarios:
(011) 4822-3996 / 4825-1706
Lunes a viernes de 15 a 20 hs.
E-mail: info@cienciamasestetica.com.ar
Sitio Web: www.cienciamasestetica.com.ar
Facebook: Ciencia Más Estética

Contáctenos aquí

Nombre:
 E-mail:
Teléfono:
Consulta:
 
© 1999-2017 de Ciencia Más Estética Sitio Web desarrollado por Papyros Digitales